El esfuerzo del fotógrafo

Nikon D3400 - ISO100 - 55mm - f/5.6 - 1/60s

Ese día no saliera precisamente con la idea de "cazar" fotografía callejera sinó que lo que buscaba era captar un amanecer de la Catedral de Santiago. Tras pasar varias horas en el sitio retratando el impresionante monumento, recogí todos los bártulos y los metí en la mochila iniciando el camino de vuelta a casa.

Llamémosle intuición, pero en una de esas giré la cabeza con la sensación de que algo importante estaba sucediendo tras de mi y allí. en el medio de la plaza, un ginete trataba de recoger con su cámara compacta el mayor plano focal de la fachada del edificio religioso, algo que aunque parezca sencillo, creedme cuando digo que tiene su dificultad.

Rápidamente retiré la cámara de la mochila que la tenía montada con la lente kit 18-55mm y sabía que no tenía tiempo de montarle el 55-300mm. No lo dudé, sabía que tendría que hacerle un gran recorte, pero que había que o me daba prisa o no me llevaría nada. Encendí la cámara pensando que no iba a poder recoger fnada, extendí la óptica (es de las que vienen bloqueadas con un botón), giré el aro del zoom hasta obtener la focal más alta de 55mm, enfoqué como pude y disparé. Por supuesto, el plano era mucho más amplio, pero tras un recorte más drástico de lo que quisiera, obtuve esta toma. Debimos disparar al mismo tiempo porque lo único que llegué a ver fue al ginete mirando el resultado en la pantalla de su compacta y en ese momento pensé que la perdiera. Pero bien cierto es eso de que "si lo has visto, es porque lo perdiste", en este caso no lo vi porque la tenía.

En cuanto a la configuración de la cámara... la suerte que tuve es que acostumbro a tenerla preparada siempre para disparar en circunstancias de luz estándar y cuando tomé el cuerpo de mi Nikon lo último que me preocupaba era la exposición, me la jugué y no me salió mal de todo.

Aprovecho para recomendaros siempre recordar tener una configuración de este tipo para poder ser rápido. Mi consejo es, con luz soleada de mediodía, partir de un ISO 100, f/8 y 1/250s; luego, según la luz que encuentres, puedes manejar cualquier parámetro para darle un paso más o un paso menos. En este caso no coincide pero no olvidemos que venía de trabajar en un amanecer, la luz era mucho más suave y la velocidad de 1/60s era suficiente para manejar un 18-55mm sobre un edificio con esas condiciones y aunque más rápida hubiese sido mejor, de detenerme tanto a pensar, no tendría nada.