Misterio

Nikon D3400, ISO800, 24mm,  f/8, 1/1001"


Tenía muy claro lo que buscaba cuando me senté en la escalinata de la Plaza de Quintana de Mortos una soleada tarde; sin embargo, no fue sencilla, no se trató de sentarse dos minutos y obtener el resultado.

Buscaba una sombra caminando junto a la formada por la balaustrada de los tejados de la Catedral de Santiago de Compostela y nunca llegué a pensar que podría registrar una como ésta. La gente se apartaba en cuanto me veía levantar la cámara, porque aunque no sabiendo muy bien qué estaría retratando cuando apuntaba hacia el suelo, la mayor parte de ellos sentían que estorbaban en la escena y huían de mi lente.

De las capturas que registré en ese momento me quedé con esta porque en la sombra no se le ven los brazos y al contrario de lo que acostumbramos a buscar los fotógrafos callejeros cuando salimos a cazar este tipo de siluetas, en este caso me parece un punto destacable la desaparición de las extremidades que le da un toque misterioso al resultado final.

Por supuesto, la edición tenía que ser monocromática para resaltar el mensaje y para llenar el encuadre, aprovechando la piedra, acentuando la textura y las propias líneas del suelo.