Ir al contenido principal

Destacados

Anthrenus Verbasci

Los anthrenus  pertenecen a la familia de los coleópteros y son conocidos normalmente como escarabajos de las alfombras . Son redondos y muy pequeños con envergaduras de unos dos a tres milímetros y generalmente el ser humano apenas puede apreciar sus colores a simple vista pareciéndonos poco más que un punto negro. Sus antenas terminan en forma de bola, más grande si son machos y presenta unos dibujos tan llamativos como atractivos. Se trata de una especie muy extendida y te la puedes encontrar repartida prácticamente por todo el mundo, pero ello no la convierte en algo a temer pues la mayoría de ellas son totalmente inofensivas. No obstante, las que representan algún peligro suelen ser bastante dañinas, como es el caso de nuestro sujeto. Además del nombre de escarabajo de las alfombras también se le conoce por escarabajo de los museos .  Este insecto se alimenta de otros pero no cazándolos sino que se comporta como un carroñero. Es por ello que resulta una plaga que puede causar estr
Academia de Fotógrafos

032/365



 Tras haber trabajado en turno de noche me ha costado conciliar bastante el sueño por la mañana a pesar de que llegaba cansado porque ya apenas había podido dormir ayer.

Varias veces, demasiadas a mi modo de verlo, sonó el timbre de la puerta de acceso a mi vivienda. Si no escuchase el timbre en el resto de puertas pensaría que alguien estaba muy interesado en hablar conmigo, pero al escuchar esa insistencia en varios apartamentos, entendí que debía ser alguien ajeno al edificio realizando alguna actividad de recaudación que, más o menos lícita, ya incurría en un allanamiento de morada contra la comunidad de vecinos y vecinas. Sin embargo, esto no sucedería si los propios habitantes del edificio estuviesen atentos y no abriesen la puerta de acceso desde el exterior a cualquiera. También alguien debió dejar algún vehículo aparcado de forma incorrecta porque se sucedieron bocinazos de forma sucesiva y reiterada durante varios minutos. Me parece increíble que la gente, con las restricciones de movilidad que existen y deberían estar controladas, pueda dejar un vehículo entorpeciendo la salida a otro durante tanto tiempo y que con los altos decibelios que la situación produce, no haya llamado la atención de ninguna autoridad. Si fuera alguien poniendo música al vecindario a la hora de los aplausos para los sanitarios, llegarían patrullas enseguida.

En cuanto a la climatología, las temperaturas eran fresquitas pero no gélidas y la lluvia no cesó en ningún momento, ni un respiro nos ha dado. Las calles húmedas de la lluvia siempre me han gustado mucho, pero hoy he tenido bastante miedo a resbalar y volver a fastidiar mi columna que aún está en proceso de recuperación y todavía siento molestias. La falta de limpieza, responsabilidad de los ayuntamientos, producen ese verdín tan peligroso aunque lleves el mejor y más adherente calzado.

Comentarios

Entradas populares

Academia de Fotógrafos