Ir al contenido principal

Destacados

Anthrenus Verbasci

Los anthrenus  pertenecen a la familia de los coleópteros y son conocidos normalmente como escarabajos de las alfombras . Son redondos y muy pequeños con envergaduras de unos dos a tres milímetros y generalmente el ser humano apenas puede apreciar sus colores a simple vista pareciéndonos poco más que un punto negro. Sus antenas terminan en forma de bola, más grande si son machos y presenta unos dibujos tan llamativos como atractivos. Se trata de una especie muy extendida y te la puedes encontrar repartida prácticamente por todo el mundo, pero ello no la convierte en algo a temer pues la mayoría de ellas son totalmente inofensivas. No obstante, las que representan algún peligro suelen ser bastante dañinas, como es el caso de nuestro sujeto. Además del nombre de escarabajo de las alfombras también se le conoce por escarabajo de los museos .  Este insecto se alimenta de otros pero no cazándolos sino que se comporta como un carroñero. Es por ello que resulta una plaga que puede causar estr
Academia de Fotógrafos

033/365


 Hoy, indudablemente, voy con retraso en todo, se me está haciendo el día muy corto al estar pensando en la mejor opción para montar el blog y que todo vaya quedando muy vistoso y agradable, para que el espectador pueda moverse sin problemas de una actividad a otra.

El clima sigue con la misma tónica, gris y húmedo, lo cual no le va nada bien a mi columna vertebral que sigue quejándose un poquito, pero la edad es lo que tiene y los trabajos físicos realizado a lo largo de este medio siglo de vida van pasando factura. Me fastidia que lo haga en el momento en el que más ilusión tengo por la fotografía pero también debo decir que ha hecho que conozca sistemas que suelen ser bastante despreciados en este mundo y que te permite obtener muy buenas imágenes nada más apretar el obturador.

A las tres de la tarde aún no había salido a fotar y, aunque los días no son para nada largos, todavía quedan unas horas para intentar algo. ¡A ver qué sale! Está demostrado que con prisas, ¡nada bueno!

Al final de la tarde, una visita al nuevo centro de salud de O Milladoiro, desde dentro me vino la idea de captar la lluvia golpeando el cristal de los grandes ventanales y unas ramas desnudas admirando un rayo de luz que no era otra cosa que el reflejo de la iluminación interior del centro.

Comentarios

Entradas populares

Academia de Fotógrafos