Ir al contenido principal

Destacados

Anthrenus Verbasci

Los anthrenus  pertenecen a la familia de los coleópteros y son conocidos normalmente como escarabajos de las alfombras . Son redondos y muy pequeños con envergaduras de unos dos a tres milímetros y generalmente el ser humano apenas puede apreciar sus colores a simple vista pareciéndonos poco más que un punto negro. Sus antenas terminan en forma de bola, más grande si son machos y presenta unos dibujos tan llamativos como atractivos. Se trata de una especie muy extendida y te la puedes encontrar repartida prácticamente por todo el mundo, pero ello no la convierte en algo a temer pues la mayoría de ellas son totalmente inofensivas. No obstante, las que representan algún peligro suelen ser bastante dañinas, como es el caso de nuestro sujeto. Además del nombre de escarabajo de las alfombras también se le conoce por escarabajo de los museos .  Este insecto se alimenta de otros pero no cazándolos sino que se comporta como un carroñero. Es por ello que resulta una plaga que puede causar estr
Academia de Fotógrafos

037/365


 Hoy he tardado en mostraros la foto del día porque he apurado un poquito las horas hasta que ya casi se había oscurecido del todo.

Más tarde, durante la noche, tampoco nos lo permite la pandemia que estamos viviendo pero ya tenía ganas de realizar una de esas fotografías que tanto me gustan y que me hacen llevar mejor mi insomnio. Así que portaos bien para acabar cuanto antes de esta situación y poder ya salir de nuevo a realizar fotografía bajo las estrellas hasta el amanecer.

Al tener práctica, no me llevó mucho tiempo realizar esta toma, probé también con trazas pero ya casi eran las ocho de la tarde y por ahí no pasaban muchos coches. En total, mientras estuve en la zona, debieron pasar cuatro o cinco que, por cierto, iban demasiado rápido y también aprovecho para pediros prudencia pues al no haber tanto tráfico alguno se piensa que circula por pistas deportivas y no, por donde circulas pasea gente, también hay niños y niñas, puedes provocar un accidente muy grave y de hecho, de regreso a casa se nos cruzó un vehículo en un paso de peatones que estaba claro que ni siquiera había mirado y tuvimos que recular todos los peatones para no ser atropellados, ¡cruzábamos de ambos lados! No creo que lo hubiese hecho a conciencia, simplemente se olvidó de que las calles no están desiertas.

En cuanto a la climatología de hoy, no ha habido queja hasta la hora de la toma que tuve que recoger porque esas nubes que cubrieron el cielo como se puede apreciar en la imagen, comenzaron tímidamente a descargar.

Comentarios

Entradas populares

Academia de Fotógrafos