Ir al contenido principal

Destacados

Anthrenus Verbasci

Los anthrenus  pertenecen a la familia de los coleópteros y son conocidos normalmente como escarabajos de las alfombras . Son redondos y muy pequeños con envergaduras de unos dos a tres milímetros y generalmente el ser humano apenas puede apreciar sus colores a simple vista pareciéndonos poco más que un punto negro. Sus antenas terminan en forma de bola, más grande si son machos y presenta unos dibujos tan llamativos como atractivos. Se trata de una especie muy extendida y te la puedes encontrar repartida prácticamente por todo el mundo, pero ello no la convierte en algo a temer pues la mayoría de ellas son totalmente inofensivas. No obstante, las que representan algún peligro suelen ser bastante dañinas, como es el caso de nuestro sujeto. Además del nombre de escarabajo de las alfombras también se le conoce por escarabajo de los museos .  Este insecto se alimenta de otros pero no cazándolos sino que se comporta como un carroñero. Es por ello que resulta una plaga que puede causar estr
Academia de Fotógrafos

049/365


 Hacía tiempo que no me costaba tanto decidirme con la edición. Muchos igual confunden el término con el del retoque fotográfico. Los fotógrafos llaman edición a la elección de las fotografías, trabajo que antes realizaban los editores y cuyo empleo, al igual que el de los fotógrafos, está cada día en mayor peligro de extinción.

No sé si es cosa buena o mala esto de tener tantas dudas a la hora de elegir una fotografía. Más normal es que te suceda cuando realizas la edición en el mismo día en el que fotografías, como sucede en mi caso dada la condición del proyecto. Normalmente se dejan "reposar" las imágenes para intentar esa desvinculación, sobre todo porque las hay que te cuesta más obtener y eso puede hacer que por el tiempo invertido las veas con más apego.

Lo cierto es que hoy mi edición se ha quedado en tres imágenes, muy diferentes entre sí. Está claro que las subiré a mi perfil de Instagram y tras reposarlas, igual las incluyo todas o ninguna en mi Porfolio. Hay una de ellas que encaja perfectamente con mi forma de fotografiar la calle, pero no es la que os traigo aquí aunque estuve a puntito... os dejo con la intriga y espero que la descubráis próximamente.

La elegida para ilustrar mi día se acercaba quizás más a la realidad biográfica del momento. Lo que véis es el Hospital Gil Casares que está situado en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS) y, aunque no venía de visitar ese edificio precisamente, sí que acababa de salir de un hospital.

Aprovecho pues esta publicación para haceros un recordatorio muy necesario y para lo que se necesita gente altruista como tú que me estás leyendo y por eso sé que lo eres. Si pierdes tu tiempo leyendo cada día mis pequeñas experiencias, seguro que puedes pasarte un ratito regalando el oro de la vida.

Las donaciones de sangre son muy importantes. Se necesitan cada día enormes cantidades de bolsas, eso ya lo sabes. Lo que igual desconoces es que existen varias formas de realizar tu donación.

Puedes donar simplemente sangre acudiendo a cualquier unidad móvil como los autobuses o los dispositivos que se montan en ocasiones en institutos, universidades u otros centros.

Pero también te puedes acercar a tu centro de donación más cercano, en mi caso es el Hospital Clínico de Santiago. Allí podrás ir mucho más allá, mediante la aféresis. Existen dos modalidades de donación en este sentido: plaquetas o glóbulos rojos. Si aún quieres ser más generoso, también te puedes apuntar para donar médula ósea. Cualquiera de estas acciones salva vidas, la de médula ósea es quizás la más reconfortante pues sabes que alguien depende de tu compatibilidad y que su vida depende de ti y de la suerte del paciente de poder encontrarte en su terrible lucha.

En cuanto a la donación sanguínea, el acudir a una unidad móvil y realizar una donación de sangre al uso, te puede llevar unos diez minutos pero tu sangre deberá luego ser separada por la máquina y posiblemente las plaquetas tengan que ser deshechadas pues apenas se conservan unas horas.

Sin embargo, puedes optar por la donación de glóbulos rojos (yo lo he hecho alguna vez) y necesitarás al menos de media a tres cuartos de hora. Se trata de una donación que requiere una buena forma física y gran capacidad pulmonar ya que los glóbulos rojos son los que transportan el oxígeno y agota bastante. Yo no puedo seguir donando así porque la última vez que lo hice salí un poco mareado y el doctor que me atendió, me recomendó dejar de hacerlo... supongo que ya son cosas de la edad.

Pero luego está la donación de plaquetas donde se separan del resto de elementos sanguíneos y por ello, se podrán utilizar de forma más efectiva. Ya te decía antes que apenas se conservan unas horas. Si tú pierdes poco más de una hora sentado y conectado a una máquina, tus plaquetas podrán ser utilizadas ya que les has ahorrado muchas horas de proceso. En total, sumando la charla con el médico, el previo y el descanso, podrías perder de dos a dos horas y cuarto de tu tiempo, pero vale bien la pena.

Por eso es tan importante la donación por aféresis. Piénsatelo, estamos viviendo tiempos donde es muy complicado llenar los bancos de sangre, pero su necesidad no ha disminuido, solamente su producción. Cualquier colaboración es útil y necesaria. Salva vidas y eso es lo más bonito que hay en este mundo. Si además, te prestas a ofrecer lo más perecedero y difícil de obtener, ¡la bordas!

Si tienes pánico a las agujas, como yo, no te preocupes pues ni te enteras. Las enfermeras que trabajan en los centros de donación son especialistas en lo que hacen, es más molesto ir a realizar una analítica a tu centro de salud. Si yo puedo, tú seguro que mejor.

Ya no sé cuántos años llevo haciendo esto, pero cada vez que salgo de un centro de donación, salgo feliz y, ¿sabes otra cosa? A los pocos días recibirás una analítica muy distinta a la que acostumbras a realizar, donde te podrían detectar enfermedades que con las analíticas normales no harían... y si esto no te anima... que sepas que renovar tu sangre de vez en cuando le viene muy bien a tu organismo, es muy beneficioso para tu salud. Así que además de un bonito gesto, es un gesto saludable.

Comentarios

Entradas populares

Academia de Fotógrafos