Ir al contenido principal

Destacados

Anthrenus Verbasci

Los anthrenus  pertenecen a la familia de los coleópteros y son conocidos normalmente como escarabajos de las alfombras . Son redondos y muy pequeños con envergaduras de unos dos a tres milímetros y generalmente el ser humano apenas puede apreciar sus colores a simple vista pareciéndonos poco más que un punto negro. Sus antenas terminan en forma de bola, más grande si son machos y presenta unos dibujos tan llamativos como atractivos. Se trata de una especie muy extendida y te la puedes encontrar repartida prácticamente por todo el mundo, pero ello no la convierte en algo a temer pues la mayoría de ellas son totalmente inofensivas. No obstante, las que representan algún peligro suelen ser bastante dañinas, como es el caso de nuestro sujeto. Además del nombre de escarabajo de las alfombras también se le conoce por escarabajo de los museos .  Este insecto se alimenta de otros pero no cazándolos sino que se comporta como un carroñero. Es por ello que resulta una plaga que puede causar estr
Academia de Fotógrafos

051/365


 Las lluvias siguen dominando el fin de semana y los días están grises y tristones. Supongo que la climatología es bastante responsable de que me despierte muy temprano con dolor de cabeza. La falta de descanso produce migraña y al mismo tiempo la migraña impide descansar lo suficiente. Es como un círculo vicioso.

Cuando el tiempo está así, a pesar de salir con mi mochila impermeabilizada, tengo claro que no voy a utilizar la cámara porque sé que para ciertos trabajos no merece la pena arriesgarse a estropearla. Pero no lo puedo evitar y siempre me la llevo por el "por si acaso". Mi cámara forma parte de mi y es la forma con la que más cómodo expreso mis ideas.

Pero como en muchas ocasiones, he vuelto a utilizar el teléfono móvil para exponer la imagen que tras unos minutos de recorrido más me ha apetecido y que he realizado a menos de cien metros de mi hogar. 

Al cruzar por un paso de peatones lo primero que me llamó la atención fue la calle vacía y colocándome al centro, encuadrando con marcadas líneas y un punto de fuga en el centro, quería aprovechar el color rojo que llamaría la atención de un espejo de asistencia a la salida de garajes hacia la vía principal.

Tal y como encuadraba, quedaba una imagen bastante simétrica pero muy tópica. Delante de mi se extendía toda la medianera con un césped cortado de forma muy irregular (cortado por decir algo) y a mis piés unas ramas sobresalían sin mucho sentido.

Entonces fue cuando pensé en utilizar algo como primer plano. Esas ramas me parecían muy feas, pero otro elemento no existía. Pensando de ese modo fue cuando mi consciencia se acercó más a la realidad. Las ramas afeaban la toma porque toda la medianera era un cúmulo de despropósito y descuido urbanístico.

Tenía que documentar ese abandono y las ramas podrían darle potencia al mensaje. Un mensaje de caos. Pero el caos es misión del fotógrafo saber ordenarlo de algún modo y conferirle algún sentido. Así que me centré primero en enmarcar la señal que era el punto al que quería dirigir ese último instante de la mirada del espectador y entonces pensé que no todas las salidas de garaje disponían de señal. ¿Qué hay que hacer en el barrio para que el alcalde le coloque a una comunidad de vecinos una asistencia que sirve para mejorar la seguridad vial? ¿Por qué esa medida no es implementada para todos? Por medianera no será y al menos tendrían un elemento urbanístico que daría algo de sentido a toda esa cantidad de hierbajos y ramitas abandonadas.

Así que decidí que en lugar de enmarcarlas, para mostrar lo que sentía, debía cruzarlas. Así que esta fue mi foto para hoy. Un poco caótica y desordenada, pero que refleja con claridad y contundencia lo que vemos los vecinos de O Milladoiro a diario. ¿Despiste o dejadez? No es posible adivinarlo. Quizás sea que los señores que gobiernan en el ayuntamiento no viven por aquí y no tienen esta belleza de paisaje para disfrutar cada vez que salen de casa.

En tiempos como los que estamos sufriendo, donde lo mejor que podemos aportar los ciudadanos es disfrutar de nuestras propias localidades con sentidiño, creo que los ayuntamientos deberían centrar sus esfuerzos urbanísticos en evitar el deseo y ansias de sus gentes de que llegue el día que les permita poder salir a dar una vuelta lejos de casa.

Comentarios

Entradas populares

Academia de Fotógrafos