Ir al contenido principal

Destacados

Anthrenus Verbasci

Los anthrenus  pertenecen a la familia de los coleópteros y son conocidos normalmente como escarabajos de las alfombras . Son redondos y muy pequeños con envergaduras de unos dos a tres milímetros y generalmente el ser humano apenas puede apreciar sus colores a simple vista pareciéndonos poco más que un punto negro. Sus antenas terminan en forma de bola, más grande si son machos y presenta unos dibujos tan llamativos como atractivos. Se trata de una especie muy extendida y te la puedes encontrar repartida prácticamente por todo el mundo, pero ello no la convierte en algo a temer pues la mayoría de ellas son totalmente inofensivas. No obstante, las que representan algún peligro suelen ser bastante dañinas, como es el caso de nuestro sujeto. Además del nombre de escarabajo de las alfombras también se le conoce por escarabajo de los museos .  Este insecto se alimenta de otros pero no cazándolos sino que se comporta como un carroñero. Es por ello que resulta una plaga que puede causar estr
Academia de Fotógrafos

056/365


Tras la doble exposición del angelito tocando, hoy que ha sido un día gris en lo meteorológico y lo he aprovechado para estudiar durante casi toda la jornada. Para descansar el cerebro me decanté por  divertirme con otra del mismo estilo.

De nuevo dos fotografías mezcladas en las que he utilizado al cielo como fondo y que de este modo tuviese algo de degradado. El buho lo he tratado, al igual que había hecho con el ángel, como un producto para comercio electrónico, realizando una clave alta colocándolo en un pequeño estudio improvisado con una base de goma EVA blanca y paredes de cartón pluma también blancos.

He utilizado un flash de mano con capuchón difusor colocado a ras de suelo junto al buho, motivo por el cual el encuadre lo he decidido colocando al sujeto principal a la izquierda de la imagen, si lo hubiese centrado hubiese salido el flash. De este modo, apuntando en diagonal hacia las esquinas de las paredes, conseguía rebotar la luz de tal forma que suavizaba tanto las sombras que quedaban prácticamente anuladas.

Para el cielo busqué un lugar donde se viese alguna zona más clara y expuse para que quedase blanca, sin exposición y centrando esa zona para que quedase frente al producto.

El equilibrio de color, para conseguir cierto contraste he configurado una temperatura fría para el cielo y cálida para el buho.

En esta ocasión, a diferencia de la anterior, la fotografía la realicé sin ayuda del trípode y de este modo tampoco tuve la necesidad de quitarle claridad durante el revelado para darle ese toque más onírico que se perdería con una perfecta nitidez. 

La mayor parte de los fotógrafos aficionados se obsesionan con la nitidez y en ocasiones, dependiendo del mensaje, la nitidez no sólo es importante, sino que puede restar. ¡Y ojo! no estoy justificando nada pues la fotografía está bien enfocada, de lo contrario sería el primero en reconocer mi falta de puntería (algo que queda totalmente avalado en anteriores publicaciones y ampliando la imagen lo puedes comprobar por ti mismo). El golpe de flash es el que produce esa especie de halo en los bordes de la imagen que producen ese efecto de difuminación al mezclar las dos exposiciones.

Comentarios

Entradas populares

Academia de Fotógrafos