Ir al contenido principal

Destacados

La tortuga china con tres crestas

La tortuga china crestada es una especie muy peculiar y en esta publicación te presento a uno de estos ejemplares. La especie Tiene un nombre científico algo complejo, Mauremys Reevesii , aunque no siempre ha sido así pues antes se denominaba Chinemys Reevesii , que viene siendo en resumidas cuentas la tortuga de reeves , también conocida como tortuga china crestada. Se trata de un animal bastante más inteligente de lo que nos pudiese parecer y muy tranquilo. Sería una gran mascota si no estuviese en la Lista Roja  de animales protegidos, pues su especie se encuentra en serio problema enfrentándose a una inminente extinción. Por un acuerdo internacional, está totalmente prohibida la importación y exportación de este animalito aunque no todos los países lo respetan. Las hembras de esta especie son mucho más grandes que los machos, en el caso de este ejemplar, creemos que está en su límite superior de tamaño. Esta especie de tortuga acuática asiática estaba distribuída por aguas de Japón

La picadura de la libélula

 


 La naturaleza es muy sabia y no da puntada sin hilo. Crea especies que nos sirven de inspiración a los seres humanos en su evolución tecnológica.

Con las alas desplegadas

Lo que más me llama la atención de las libélulas (Anisoptera) es su tremendo parecido con los aviones ya que sus alas están siempre desplegadas. Son una gran obra de ingeniería aeronáutica de la naturaleza.




Generalmente se encuentran cerca de zonas acuáticas y son grandes depredadoras aunque no hay que preocuparse pues no pican a los humanos y, sin embargo, podemos estar muy agradecidos por el servicio que nos prestan controlando poblaciones de insectos como mosquitos cuyas picaduras, además de molestas, sí pueden llegar a transmitirnos enfermedades muy graves.

Se confunden muchas veces con las señoritas o caballitos del diablo (Zygoptera) que sí pueden plegar las alas a lo largo de su abdomen cuando se encuentran en reposo.



¿Cómo es la picadura de una libélula?

Como te decía, la libélula no ataca al ser humano, pero en caso de que se vea muy amenazada podría intentar utilizar su picadura como defensa propia si siente que su vida corre peligro. El instinto de supervivencia es algo que incluso los seres humaons llevamos en el ADN y nos puede ayudar a realizar acciones totalmente extraordinarias.

Pues bien, las libélulas con tamaños normales ni siquiera podrían atravesar la piel humana llegado el caso y, por lo tanto insistiré en que no debes preocuparte por ello. Pero si el ejemplar es muy grande podría conseguirlo y entonces simplemente notarás algo de dolor, pero no contiene veneno que pueda en todo caso, afectarnos negativamente.



 

Licencia de Creative Commons
La presente licencia te permite utilizar las imágenes y textos siempre y cuando utilices la atribución correspondiente:
Fotografía: Anxo Dafonte

Comentarios

Ciclo de webinars de la Academia de Fotógrafos

Ciclo de webinars de la Academia de Fotógrafos
Cada jueves sin falta un nuevo Webinar en la Academia de Fotógrafos. Su asistencia es gratuita y no necesitas más herramientas que tu navegador web habitual. Podrás resolver cualquier duda que te surja a través del chat en directo. No lo dudes y apúntate haciendo click en la imagen que te llevará a la información completa de esta formación.

Entradas populares