Ir al contenido principal

Destacados

Anthrenus Verbasci

Los anthrenus  pertenecen a la familia de los coleópteros y son conocidos normalmente como escarabajos de las alfombras . Son redondos y muy pequeños con envergaduras de unos dos a tres milímetros y generalmente el ser humano apenas puede apreciar sus colores a simple vista pareciéndonos poco más que un punto negro. Sus antenas terminan en forma de bola, más grande si son machos y presenta unos dibujos tan llamativos como atractivos. Se trata de una especie muy extendida y te la puedes encontrar repartida prácticamente por todo el mundo, pero ello no la convierte en algo a temer pues la mayoría de ellas son totalmente inofensivas. No obstante, las que representan algún peligro suelen ser bastante dañinas, como es el caso de nuestro sujeto. Además del nombre de escarabajo de las alfombras también se le conoce por escarabajo de los museos .  Este insecto se alimenta de otros pero no cazándolos sino que se comporta como un carroñero. Es por ello que resulta una plaga que puede causar estr
Academia de Fotógrafos

La tortuga china con tres crestas

La tortuga china crestada es una especie muy peculiar y en esta publicación te presento a uno de estos ejemplares.


La especie

Tiene un nombre científico algo complejo, Mauremys Reevesii, aunque no siempre ha sido así pues antes se denominaba Chinemys Reevesii, que viene siendo en resumidas cuentas la tortuga de reeves, también conocida como tortuga china crestada.

Se trata de un animal bastante más inteligente de lo que nos pudiese parecer y muy tranquilo. Sería una gran mascota si no estuviese en la Lista Roja de animales protegidos, pues su especie se encuentra en serio problema enfrentándose a una inminente extinción. Por un acuerdo internacional, está totalmente prohibida la importación y exportación de este animalito aunque no todos los países lo respetan.

Las hembras de esta especie son mucho más grandes que los machos, en el caso de este ejemplar, creemos que está en su límite superior de tamaño.

Esta especie de tortuga acuática asiática estaba distribuída por aguas de Japón, Corea, Taiwán y China. Pero el ser humano ha ido esquilmando su población para la fabricación de alimento y de medicinas. También hemos ido destruyendo su hábitat, lo que dificulta todavía más su supervivencia en estado salvaje.

Bien desarrollados, pueden llegar a medir de unos once a veinticuatro centímetros de longitud de caparazón.

La sesión

Esta sesión está realizada a pulso y con unos tubos de extensión acoplados entre el cuerpo y el objetivo he logrado reducir la distancia mínima de enfoque que el objetivo utilizado tiene en 90 centímetros (que no está nada mal para no ser macro) a unos diez centímetros de ella, en la primera sesión, se encontraba en el interior de su acuario.

El truco para una sesión de fotos con este tipo de mascotas es ganarte su confianza a base de juegos.

Obviamente, la tortuga se mueve y sobre todo cuando no entiende que estás jugando con ella que además servirá para no estresarla. Luego, necesitas armarte de paciencia para obturar en el momento justo en el que se quede atenta aguardando tu próximo movimiento.

Suele buscarte o escaparte a la hora de jugar, para que seas tú quién la persiga a ella. Sabes que no es por miedo porque no se oculta y cuando cree que has perdido interés, te busca ella a ti. Cuando se molesta a una de estas tortugas y cree que no puede evitar el enfrentamiento, suelen adoptar una postura de advertencia haciendo un gesto que yo llamo "del gorila" levantando su cuerpo de forma amenazante sobre sus patas y te sorprenderá la altura que es capaz de alcanzar y lo intimidante que parece. 

Pero durante la sesión no tuve ningún momento de tensión con ella y de esa forma pude cambiar la direccionalidad del juego y aguardar a que se acercase curiosa y juguetona a la lente. Ese será el momento justo en el que debes obturar y, en este caso me ha regalado un gran momento al haber subido la cámara hasta la línea de superficie.

Una segunda sesión de retrato en primer plano

Para la segunda sesión en la que vemos su ojo mucho más de cerca y en la que se encuentra fuera de su acuario. He cambiado los tubos de extensión por un objetivo analógico que monto en mi vieja Zenit 122, el Helios 44M6 que instalado delante de mi lente kit zum en su focal más estándar, amplifica como una lupa cualquier sujeto que se encuentre delante.

Esta técnica te obliga a acercarte mucho, tanto que incluso en el ojo de la tortuguita podrás descubrir la lente reflejada. pero en ningún caso sufrió estrés ni se sintió atacada. Recuerda que cuando realizas fotografías de este tipo debes agradecer al modelo, sea o no humano, el esfuerzo y la paciencia que tienen pues la mitad del éxito les corresponde a ellos. 


 

Licencia de Creative Commons
La presente licencia te permite utilizar las imágenes y el texto siempre y cuando utilices la atribución correspondiente:
Fotografía: Anxo Dafonte

Comentarios

Entradas populares

Academia de Fotógrafos