Ir al contenido principal

Destacados

Anthrenus Verbasci

Los anthrenus  pertenecen a la familia de los coleópteros y son conocidos normalmente como escarabajos de las alfombras . Son redondos y muy pequeños con envergaduras de unos dos a tres milímetros y generalmente el ser humano apenas puede apreciar sus colores a simple vista pareciéndonos poco más que un punto negro. Sus antenas terminan en forma de bola, más grande si son machos y presenta unos dibujos tan llamativos como atractivos. Se trata de una especie muy extendida y te la puedes encontrar repartida prácticamente por todo el mundo, pero ello no la convierte en algo a temer pues la mayoría de ellas son totalmente inofensivas. No obstante, las que representan algún peligro suelen ser bastante dañinas, como es el caso de nuestro sujeto. Además del nombre de escarabajo de las alfombras también se le conoce por escarabajo de los museos .  Este insecto se alimenta de otros pero no cazándolos sino que se comporta como un carroñero. Es por ello que resulta una plaga que puede causar estr
Academia de Fotógrafos

092/365


 Cuando salgo de un turno nocturno, a las siete de la mañana, me junto con un par de problemas relacionados con el sueño que me limitan bastante la siguiente jornada. Por un lado soy bastante lento en conciliar el sueño llegando casi a sufrir de insomnio y por otro, cuando lo consigo es tan ligero que cualquier sonido me despierta. 

Es por ello que cuando trabajo por la noche apenas acumulo horas de descanso y suelo levantarme bastante pronto. Luego, llegada la tarde me ataca algo el sueño y es muy probable que me quede dormido más tiempo de lo que vendría a ser una siesta.

Cuando me vuelvo a despertar, ya casi he perdido el día por completo y en ocasiones (tal y como me ha sucedido hoy) no me apetece salir hasta la hora de volver al trabajo.

Así que me he dejado llevar por la necesidad de descansar y el cielo de hoy lo he captado desde la ventana de mi casa, dejando ver en una proporción pequeña (diría que Sturgeon o al menos muy aproximada) los tejados de los edificios vecinos.

Para no repetirme, he querido jugar con la doble exposición mediante programas informáticos de edición digital de la imagen y para ello se me ocurrió colocar una grulla de papel en un punto óptimo de anclaje (el S1) dirigiendo su mirada hacia uno de los puntos más interesantes del cielo y hacia una de las chimeneas, colocada en el punto opuesto, también muy cercano al anclaje I2 que además genera un cierto equilibrio asimétrico ya que he tratado de destacar en cuanto al tratamiento de color se la grulla, también las tonalidades rojas de su estampado para crear atención y evitar que se nos abra el encuadre al jugar tan al límite de los bordes.

El color de la grulla tampoco es casual, como tengo calidez en la parte inferior para contrastar en cuanto a temperatura con el cielo, he considerado que me faltaba el verde para redondear un poco el círculo cromático utilizando una tríada que suele funcionar bastante bien: rojo, verde y azul... muy conocida porque forma parte de los colores primarios en la síntesis aditiva, la famosa RGB.

Ambas fotografías fueron tomadas con el mismo teléfono móvil y su procesado también.

Comentarios

Entradas populares

Academia de Fotógrafos