Ir al contenido principal

Destacados

Anthrenus Verbasci

Los anthrenus  pertenecen a la familia de los coleópteros y son conocidos normalmente como escarabajos de las alfombras . Son redondos y muy pequeños con envergaduras de unos dos a tres milímetros y generalmente el ser humano apenas puede apreciar sus colores a simple vista pareciéndonos poco más que un punto negro. Sus antenas terminan en forma de bola, más grande si son machos y presenta unos dibujos tan llamativos como atractivos. Se trata de una especie muy extendida y te la puedes encontrar repartida prácticamente por todo el mundo, pero ello no la convierte en algo a temer pues la mayoría de ellas son totalmente inofensivas. No obstante, las que representan algún peligro suelen ser bastante dañinas, como es el caso de nuestro sujeto. Además del nombre de escarabajo de las alfombras también se le conoce por escarabajo de los museos .  Este insecto se alimenta de otros pero no cazándolos sino que se comporta como un carroñero. Es por ello que resulta una plaga que puede causar estr
Academia de Fotógrafos

098/365


 Ya llevamos unas semanitas de primavera y me he dado cuenta que aún no he encuadrado ninguna fotografía con flores, algo impensable hace unos años en mi. Me encantaba sacar fotografías a flores y ahora me doy cuenta que en parte podría ser porque cuando se tiene un sujeto bonito es difícil no hacer una fotografía llamativa. 

Hoy al pasar bajo esta flor se me ocurrió que sería buena idea fusionar el cielo con ese motivo tan primaveral.

La verdad es que tenía todo en el cuadro para conseguir una imagen llamativa. El azul del cielo como a mi me gusta y con unas nubes esponjosas muy atractivas (al menos para mi). Las líneas y los colores urbanos que nos proporcionan los edificios de cualquier ciudad ya suelen ser un buen contraste para el azul.

Pero si a todos estos ingredientes les sumamos el verde y el rojo, dos colores que contrastan y combinan como pocos, el resultado no podría tener mejor sabor. Un azul con amarillo y un verde con rojo.

Así que poco más me queda por decir. He situado a la flor en un punto distinto al de los extendidos tercios, acercándolo más hacia una de las esquinas como me gusta hacer. Por supuesto, el enfoque (a no ser que me parese a practicar un horquillado de foco) he decidido colocarlo en la flor, ya que la considero, a pesar de su tamaño, el sujeto principal. Además, tanto al cielo como los edificios y el resto de mobiliario urbano, creo que no le hace tanta falta salir con total nitidez y no molesta esa ligera borrosidad que destaca cual es el punto de atención al que debe mirar el espectador.

Comentarios

Entradas populares

Academia de Fotógrafos