Ir al contenido principal

Destacados

Anthrenus Verbasci

Los anthrenus  pertenecen a la familia de los coleópteros y son conocidos normalmente como escarabajos de las alfombras . Son redondos y muy pequeños con envergaduras de unos dos a tres milímetros y generalmente el ser humano apenas puede apreciar sus colores a simple vista pareciéndonos poco más que un punto negro. Sus antenas terminan en forma de bola, más grande si son machos y presenta unos dibujos tan llamativos como atractivos. Se trata de una especie muy extendida y te la puedes encontrar repartida prácticamente por todo el mundo, pero ello no la convierte en algo a temer pues la mayoría de ellas son totalmente inofensivas. No obstante, las que representan algún peligro suelen ser bastante dañinas, como es el caso de nuestro sujeto. Además del nombre de escarabajo de las alfombras también se le conoce por escarabajo de los museos .  Este insecto se alimenta de otros pero no cazándolos sino que se comporta como un carroñero. Es por ello que resulta una plaga que puede causar estr
Academia de Fotógrafos

107/365

 


Hoy ha vuelto a estar el día despejado pero aunque la tarde ya ha presentado temperaturas más suaves, por la mañana hacía un frío que calaba los huesos.

No pude evitar trabajar con jersey e incluso a primera hora con un abrigo. Al principio me preocupé por si podría estar enfermo hasta que vi que la poca gente que pasaba por la calle también se abrigaba.

El tener que pegarme un buen madrugón me deja algo cansado por las tardes, sobre todo cuando ya he perdido la costumbre porque últimamente me tocan turnos de tarde que, por cierto, son un sinvivir y no te dejan nada de tiempo para dedicarlo a tus aficiones y mucho menos a la familia.

Hace unos meses no me costaba tanto madrugar pero hoy debo confesar que tras haberme acostumbrado un poco a horarios en donde se duerme poco por la noche y es necesario levantarse algo más tarde para descansar lo justo, me hubiese quedado en cama un poco más.

La tarde la he dedicado más a estar en casa y descansar que a salir a fotografiar, así que a poquitos metros de casa me encontré a este pajarito que aunque parece disfrutar plácidamente del calor de los rayos del sol, era muy escurridizo. Estuvo pocos segundos subido a la farola, el tiempo justo de intentar un silueteado que me dejó bastante contento, la verdad. Creo que justo esa luz que lo perfila le queda muy interesante.

En vivo, con el sol molestando mi vista que sufre de astigmatismo, no pude distinguir la especie, pero una vez vista la imagen tengo la sensación de que se puede tratar de una hembra de mirlo, es decir, una Turdus Merula; una de esas simpáticas aves que nos suelen acompañar y dar alegría a las zonas urbanas.

Comentarios

Entradas populares

Academia de Fotógrafos