Ir al contenido principal

Destacados

Anthrenus Verbasci

Los anthrenus  pertenecen a la familia de los coleópteros y son conocidos normalmente como escarabajos de las alfombras . Son redondos y muy pequeños con envergaduras de unos dos a tres milímetros y generalmente el ser humano apenas puede apreciar sus colores a simple vista pareciéndonos poco más que un punto negro. Sus antenas terminan en forma de bola, más grande si son machos y presenta unos dibujos tan llamativos como atractivos. Se trata de una especie muy extendida y te la puedes encontrar repartida prácticamente por todo el mundo, pero ello no la convierte en algo a temer pues la mayoría de ellas son totalmente inofensivas. No obstante, las que representan algún peligro suelen ser bastante dañinas, como es el caso de nuestro sujeto. Además del nombre de escarabajo de las alfombras también se le conoce por escarabajo de los museos .  Este insecto se alimenta de otros pero no cazándolos sino que se comporta como un carroñero. Es por ello que resulta una plaga que puede causar estr
Academia de Fotógrafos

115/365


 Llevamos unos días pasados por agua y para colmo anoche una espectacular tormenta que fue visible desde toda Compostela y comarcas nos mantuvo ensimismados observando un cielo que se iluminaba completamente poco después de escuchar el sonido del trueno. Cuando me dirigía a mi centro de trabajo, sobre las once menos cuarto de la noche, pude observar desde mi vehículo los rayos que se adivinaban por la zona del Pedroso y no me faltaron ganas de llamar para decir que me retrasaba, montar el trípode en el mirador del Monte de Viso y tratar de capturar alguno de esos hermosos rayos que seguramente mi Olympus y su modo Live Composite me facilitaría bastante el componer una imagen con varios... pero algún día lo haré y con mayor tranquilidad sin necesidad de mirar el reloj.

La noche continuó con fiestas en pisos y estudiantes en los balcones y ventanas, armando tanto barullo que nunca entiendo cómo puede ser que las patrullas no puedan escucharlos si de vez en cuando veo las luces azules iluminando la zona. Tampoco entiendo cómo vecindario puede descansar con tanto griterío, cantos desafinados y música discotequera. Porque no, no es un mal endémico madrileño, creo que sucede a lo largo y ancho de toda la geografía española.

Cuando volví a casa, ya amanecido el día, me encontré con este cielo tan bonito y no me pude resistir a registrar esta fotografía que a pesar de estar en pleno casco urbano, parece que se ha expuesto en la mitad de un bosque.

Llovía un poco y por eso volví a aprovecharme de la tecnología móvil para realizar esta fotografía... quizás algún día pueda hacerme con un cuerpo estanco.

Comentarios

Entradas populares

Academia de Fotógrafos